Código nuevo: El huevo de obsidiana, la piedra que te introduces en la vagina…

Código nuevo: El huevo de obsidiana, la piedra que te introduces en la vagina…

La primera vez que escuché que, a través de una piedra lisa, negra y con forma de huevo, podías sacar a la luz tus sombras más ocultas me quedé un poco en shock. Mi asombro aumentó cuando me explicaron que, para que eso ocurriera, el huevo de obsidiana —que así es como se llama— debía introducirse en la vagina cada noche antes de ir a dormir. Las preguntas se amontonaban en mi cabeza: ¿de qué trata exactamente todo esto? ¿a qué se refieren cuando hablan de sombras ocultas? ¿es algún tipo de magia extraña? ¿cómo que en la vagina? Así que me puse a investigar y a preguntar tanto a mujeres que la habían utilizado como a una sexóloga que trabaja con ella en su consulta y lo que descubrí me abrió un nuevo universo.

En una primera búsqueda aprendí que también era conocido como Huevo de Osiris y que estaba hecho de obsidiana, un tipo de roca volcánica que se utiliza mucho en joyería y decoración. También leí que existían huevos vaginales de otras piedras, como el de jade, de cuarzo rosa o de ojo de tigre y que su principal uso era hacer ejercicios para fortalecer el suelo pélvico. Vendría a ser como las típicas bolas chinas, pero en vez de meterte las de silicona, para hacer los ejercicios te introduces estas rocas de diferentes tamaños.

Lara Castro-Grañén es una reconocida psicóloga y sexóloga de Barcelona especializada en el trabajo del periné y el crecimiento erótico que recomienda habitualmente estas piedras en su consulta tanto para el proceso físico como psicológico. Su despacho en el Institut Gomà situado en la calle Diagonal respira calma.Es un lugar amplio que te hace sentir en casa donde aparece la sensación de que cualquier problema tiene solución y cualquier pregunta, respuesta. Por lo tanto empiezo con todas mis dudas sobre qué utilidad tienen estas piedras en un proceso terapéutico.

Cómo se utiliza el huevo vaginal

“Existen tres tamaños de huevos y lo mejor es empezar por el mediano“, cuenta la sexóloga y explica que “cuando ya se alcanza cierto nivel se pueden usar dos huevos pequeños y hacer que se choquen en el interior de la vagina o moverlos de forma diferente”. Se trata de un control muscular que no muchas mujeres han conseguido. Este trabajo físico tan puntual lleva, de forma orgánica, a una reconexión con las sensaciones y la sexualidad. En el trabajo con las piedras el objetivo principal es mejorar la musculatura y la lubricación pero al estar en contacto con la vagina empiezan a encenderse aspectos de la mujer que, con anterioridad, quizás estaban apagados: “Esto ocurre porque la zona genital es un centro energético brutal donde se guardan muchísimas emociones y conflictos, como si los bloqueos se quedaran ahí”.

Lara me explica que antes de usarlo hay que limpiar energéticamente el huevo dejándolo una noche en agua con sal. El tratamiento comienza el primer día después del periodo y consiste en introducir el huevo en la vagina antes de dormir y sacarlo por la mañana. Así durante varios meses descansando los días de regla. Lo que sucede es que los posibles traumas que habitan en nuestro interior pueden ir emergiendo del subconsciente y reflejarse en nuestros sueños. “A través de los sueños pueden salir cosas que no conocemos o que están ocultas a un nivel muy profundo. Hay sueños que tienen un simbolismo que puede asustar o no llegar a entenderse del todo”, cuenta la experta...

 

Continúa leyendo en:

https://www.codigonuevo.com/psicologia/piedra-introduce-vagina-saca